Sin anatomía, no hay radiología

Sin anatomía, no hay radiología

Anatomía, ciencia de las formas y de las estructuras, base de todo ser vivo, comienzo necesario de todo saber médico, imperativa en los primeros años de estudio de todos los programas de las escuelas de Medicina y de ciencias de la salud a nivel mundial. Amplia, apasionante y, al detallarla, mas fácil de lo que se cree… práctica, exquisita, objetiva, tangible. Si no se frecuenta asiduamente, se olvida, si le es fiel, siempre estará presente.

 

Del griego anatomé, “cortar a través de…” está definida como la “ciencia que estudia la estructura o morfología de los organismos”. la anatomía se refiere a la estructura morfológica de un organismo. Su aprendizaje es a través del contacto directo con los órganos, de la exploración de los tejidos in situ, del descubrimiento del cuerpo humano por la vista guiada por la mano. Es decir, se aprende leyendo y mirando. Y hay que leer antes de mirar, y mirar tanto los esquemas, ilustraciones y fotografías, como el cadáver a través de la disección (del latín, dis: separación y sectia, parte) significa “separar o cortar los tejidos para su estudio”, siendo un procedimiento que permite estudiar la configuración física del cuerpo humano.

 

La disección en sus inicios fue una demostración magistral, grandes obras artísticas de encuentros in vivo de disección y cirugías durante el siglo XVII fueron plasmadas por artistas de la época. Posteriormente, fue confiada al estudiante. Demanda ser preparada por un componente teórico, la literatura anatómica, que no se limita al texto, es necesario la ilustración, esquema y por supuesto ir al cadáver o a la pieza biológica.

 

 

Anatomische les van Dr. Nicolaes Tulp.  Rembrandt, 1632

 

Cada vez más el acceso a material biológico para esta práctica es limitado, a esto se le añade el hecho que las cirugías son mínimamente invasivas, robóticas y digitales, por lo que progresivamente se ha dado paso a la imagen radiológica como componente fundamental de los cursos de anatomía. Actualmente, es a través de las técnicas de diagnóstico por imágenes que las estructuras anatómicas pueden ser vistas por los profesionales sanitarios, en consecuencia, la enseñanza y el aprendizaje de la anatomía humana debe incluir estos métodos de visualización.

 

Ramas de la anatomía.

 

Hombre de Vitruvio, Leonardo Da Vinci. 1492 y mi versión para representar las ramas de la anatomía.

 

Debido a la amplitud y diversidad de la anatomía, es necesario subdividirla en:

 

  • Anatomía topográfica o regional, es la rama de la anatomía que estudia las relaciones que guardan entre sí los órganos y las estructuras situadas en una región determinada. Aquí se incluye la anatomía de superficie que se refiere al estudio anatómico visible desde el exterior del organismo. Se determina una serie de puntos de referencia en la superficie que corresponden a la proyección de órganos situados en profundidad.
  • Anatomía descriptiva o sistémica o sistemática: estudia, de forma independiente los diferentes sistemas; incluye la neuroanatomía, osteología, esplacnología, etc.

Ambas, la anatomía de órgano por órgano (topográfica) o por regiones (sistémica), describe los órganos evidentes a simple vista, es por ello que se engloban en la Anatomía Macroscópica, que evalúa las estructuras sin necesidad de un microscopio, a diferencia de la Anatomía Microscópica, o histología que necesita el instrumento especializado para el estudio de células y tejidos.

 

  • Anatomía aplicada: estudia aquellos aspectos de la estructura y función que son útiles en la práctica médica, es por ello que también se denomina anatomía clínica y sus aplicaciones contribuyen al diagnóstico y tratamiento de las entidades.
  • Anatomía funcional o fisiológica, estudia la morfología de los diferentes órganos y su relación con la función que realizan.
  • Anatomía del desarrollo, se aboca a los cambios estructurales del individuo, desde la fertilización hasta la vida adulta. Aquí se incluye la embriología como subdivisión referente a los cambios prenatales.
  • Anatomía comparada: estudia las semejanzas y diferencias entre las estructuras de organismos pertenecientes a diferentes especies.
  • Anatomía patológica, rama de la medicina que estudia las bases morfológicas de la enfermedad.
  • Y la Anatomía Radiológica que estudia los órganos a través de las imágenes obtenidas por métodos diagnósticos.

 

Anatomía Radiológica.

 

Los avances tecnológicos en los métodos de diagnóstico médico, por ejemplo, tomógrafos con mayor número de detectores, más canales en las bobinas o alto campo de los resonadores, avances en secuencias de pulso o diseño de los transductores ecográficos, han procurado mayor accesibilidad al interior del cuerpo humano y mejor exploración anatómica. Entre los múltiples ejemplos que podemos describir, los ecógrafos hacen barrido extendido, las estaciones de trabajo reconstruyen estructuras volumétricas, hay secuencias de pulso de vóxel isotrópico, etc.

 

La anatomía radiológica se refiere al estudio de las estructuras del cuerpo humano por medio de imágenes diagnósticas obtenidas por estudios radiológicos y su postproceso a través del uso de estaciones de trabajo de los equipos, las cuales se han convertido en herramientas necesarias en la practica del diagnóstico radiológico.

 

Mi versión de “Coupe de l’encéphale sur le plan médian” de N.H.  Jacob. 1834

 

Las técnicas usadas en radiología generan imágenes a través de ondas. Si se emplean ondas mecánicas, es decir, aquellas ondas longitudinales originadas por la vibración de los átomos de un medio material, y que se propagan a los átomos adyacentes, ondas cuyas frecuencias están por encima de la capacidad de la audición humana y, cuyo eco producido, al chocar con las estructuras anatómicas del segmento de exploración, se convierten  en pixeles brillantes que generan la imagen en tiempo real, hablamos del ultrasonido o ecografía médica. Ahora dentro del espectro electromagnético, tenemos ondas de corta longitud que son capaces de atravesar la materia e interactuar con ella para generar una imagen, como sucede con los rayos X empleados en la radiología convencional, la tomografía, la densitometría ósea y la mamografía. Mientras que ondas de longitud larga, como son las ondas de radiofrecuencia, pueden excitar los protones de hidrógeno de los tejidos sometidos a la acción de campos magnéticos y generar la imagen por resonancia magnética.

 

La imagen radiológica se forma entonces como resultado de la interacción del rayo X con la materia, donde los fotones interactúan con los átomos del tejido expuesto, ionizándolos. Estructuras que absorben el haz de rayos X se muestran blandas o radiopacas, como sucede con el hueso y metal, aquellas que atenúan el haz, que se representan con el color gris, radiolúcidas  o radiodensas si es un gris mas claro.  Y si no hay interacción con la materia, como sucede con el aire: radiotransparentes. La representación radiológica de las características anatómicas está limitada por el solapamiento de las estructuras atravesadas por los rayos X, produciendo imágenes en dos dimensiones, esto no es problema cuando la anatomía necesaria para el diagnóstico es sencilla y el contraste entre los tejidos es alto, como sucede con los huesos largos, donde se contrasta el hueso radiopaco con los tejidos blandos periféricos (musculares, articulares y cutáneo – subcutáneo). La resolución de la radiología convencional puede mejorarse mediante la administración de contrastes radiopacos que mejoran la visualización de tejidos blandos. Estos contrastes son a base de yodo o bario y su función es absorber las radiaciones, por ello la imagen es radiopaca como el hueso o el metal.

 

En la mamografía y tomosíntesis también se emplean radiaciones ionizantes de bajas dosis para la exploración detallada del tejido mamario, el cual está compuesto por tejido radiodenso fibroso y glandular y grasa. El detalle de las microcalcificaciones es la base del diagnóstico precoz de lesiones premalignas para disminuir la morbimortalidad por cáncer de mama, por ello la utilidad de este método para pesquisa, reproducible por su accesibilidad, rapidez, costo y baja radiación. En el caso de la tomografía computada, también se emplean rayos X generados en un tubo giratorio que se encuentra dentro del gantry, perpendicular al cual se encuentran los detectores encargados de recibir la interacción resultante con el paciente, producen una señal de tipo corriente eléctrica, que pasa a un conversor analógico-digital. Los equipos actuales son multidetectores o multicortes, permitiendo la obtención simultanea de múltiples cortes por rotación. Con una amplia cobertura de volumen del paciente, vóxeles isotrópicos y algoritmos de reconstrucción, la evaluación anatómica es multiplanar o volumétrica, convirtiendo las estaciones de trabajo en un instrumento médico. Esta forma de generar las imágenes por tomografía permite la valoración en los distintos planos seccionales del área explorada, muy útil para localización y precisión de órganos y lesiones, exploración intracavitaria (senos paranasales, caja torácica, cavidad abdominal), modificar el espesor de corte, navegación intraluminal y reconstrucción volumétrica.

 

La resonancia magnética también presenta la ventaja de la representación multiplanar. Su imagen se produce por la interacción de los protones de hidrógeno (el elemento más abundante a nivel celular y extracelular) que están presentes en la molécula de agua y que están sometidos a un alto campo magnético e influenciados por ondas de radiofrecuencia, provocando su excitación y consecuente relajación con liberación de energía, produciendo señales (también en forma de ondas de RF) que serán traducidas (por transformada de Fourier) en imágenes. Como la imagen se basa en el contenido de agua de los tejidos, este método ofrece un gran contraste tisular, gran detalle anatómico y excelente resolución espacial con imágenes estructurales de gran similitud anatómica, tomando en cuenta toda la diversidad de tejidos.

 

Por último, la imagen por ultrasonido es resultante del fenómeno de piezoelectricidad (generación de una carga eléctrica en respuesta a una fuerza mecánica aplicada sobre ciertos materiales o superficies) de los transductores que generan las ondas mecánicas que van a atravesar los distintos tejidos, con la consecuente reflexión, refracción, dispersión o absorción, es decir, los llamados “ecos” de las estructuras, para luego ser traducidas en imágenes. La tasa de creación del eco y generación de la imagen es suficientemente rápida como para verse en tiempo real. Una exploración ecográfica proporciona un diagnóstico certero, siempre y cuando sea realizada por un operador experimentado. La resolución espacial es cada vez mejor gracias a los avances en la calidad los transductores, esto se suma a la adquisición en tiempo real y a la ventaja de hacer “seguimiento” o “barrido” para explorar detalladamente las estructuras aunque el campo de visión sea limitado, en cuyo caso existe el modo de “barrido extendido” para, como su nombre lo indica, mejorar la extensión del campo de exploración.

 

Anatomía radiológica por los diferentes métodos diagnósticos.

 

            Es imprescindible conocer cómo es la generación de la imagen radiológica para saber interpretarla, a esto se suma la imperativa necesidad del conocimiento de la anatomía humana para el diagnóstico radiológico, familiarizarse con el aspecto normal de cada estructura para poder identificar con facilidad alguna alteración e identificar si se trata de una lesión o una variante; esto, en conjunto con la clínica del paciente, es fundamental para una adecuada imagen diagnóstica, con el fin único: nuestros pacientes, quienes se beneficiarán de nuestros conocimientos anatómicos y radiológicos para un mejor diagnóstico y así poder iniciar esquemas terapéuticos adecuados, lo que garantizará entre otras cosas, ahorro de tiempo y dinero.

 

Valentina Ochoa Pérez.

Caracas, 04 de abril de 2023.

Material revisado para el Curso de Actualización en Protección Radiológica SEROFCA 2023.

Referencias Bibliográficas:

  1. Terminología Anatómica. 2nded. FIPAT.library.dal.ca. Federative International Programme for Anatomical Terminology, 2019. https://fipat.library.dal.ca/TA2/
  1. Latarjet M, Ruiz -Liard, A. “Anatomía Humana 5ta. Edición”. Editorial Médica Panamericana. 2019.
  1. Middelkoop N, Noble P, Wadum J, Broos B. “Rembrandt. Under scalpel. The Anatomy Lesson of Dr Nicolaes Tulp Dissected”. Mauritshuis, The Hague. Amsterdam, 1999.
  1. Rouvière H, Delmas A. “Anatomía Humana: descriptiva, topográfica y funcional”. 11era Edición. Elseviere Masson. 2005.

 

  1. Ryan, S. McNicolas,M, Eustace S. “Anatomía para el diagnóstico radiológico”. Marbán. 2005.

 

  1. Weber E; Vilensky J; Carmichael S. “Netter Anatomía radiológica esencial”. Elseviere Masson. 2009.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Categorías

Suscríbete

Mantente al tanto de los nuevos artículos en nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue Leyendo

Encuentra información interesante sobre imagenología en nuestro blog, comparte los artículos con tus amigos e interactúa conmigo

¡Reserva una cita ahora!

Siéntete libre de reservar una cita con la Dra Valentina para aclarar ese problema imagenológico que no logras resolver

Ir arriba